#AlantansiTheProject


Descarga el PDF

       SINOPSIS


Una imprenta hebrea localizada en el Híjar del siglo XV es el origen de algunos de los principales incunables impresos en la península ibérica, que hoy día son objeto de estudio en las universidades más prestigiosas del mundo.
El seguimiento de las pistas dejadas en estos libros y la peculiar vida de su impresor darán vida a esta historia en formato de largometraje documental.

A continuación, se muestra el teaser de este proyecto.




(Pulsa en [cc] para seleccionar los subtítulos)

LIBROS. EL LEGADO DE ALANTANSÍ


En octubre de 2016 el Centro de Estudios del Bajo Martín (CEBM), organizaba en Híjar un Coloquio Internacionalsobre Patrimonio Judío. En este marco tuve el placer de conocer y colaborar con la Doctora Lucía Conte. Esta profesora de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona fue quien me descubría una apasionante historia de unos libros impresos en hebreo que han sido objeto de estudio en las más prestigiosas universidades del mundo.

Se trataba de cinco ejemplares de incunables que harían que un pionero taller de impresión situado en este pequeño pueblo de la provincia de Teruel, se convirtiera en la más notable imprenta con caracteres hebreos de Sefarad, (que la tradición judía ha venido identificando con la península ibérica).

El término 'incunable' se refiere a la época en que los libros impresos se hallaban en la "cuna”, haciendo referencia a la "infancia" de la técnica moderna de hacer libros a través de la imprenta. Así, son reconocidos como incunables los libros impresos entre 1453 (fecha de la invención de la imprenta moderna) y 1500, procedentes de unas 1.200 imprentas, distribuidas entre 260 ciudades, con un lanzamiento aproximado de 35.000 obras distintas.

La contemplación de los libros impresos por Alantansi en Híjar revela gran riqueza de materiales empleados, al tiempo que la pericia y buen gusto de su estampador. Se caracteriza por sus ediciones en caracteres hebreos, cuadrados y rabínicos. También se contempla en ellos iniciales grabadas en madera y otros adornos del mismo carácter. Todos los libros salidos de este establecimiento presentan la marca del impresor: un león rampante solo, o el mismo león combatiendo a un caballo.

nada

Si la importancia histórica, artística y cultural de estos incunables está ya fuera de toda duda, no menos interesante que sus obras es la vida y la personalidad del impresor.

Eliezer ben Abraham Alantansi se estableció en Híjar (entonces llamado Ixar), en el reino de Aragón. Cuando nuestro protagonista se asentó allí, la comunidad judía de Híjar era bastante numerosa, formada por unas 150 personas distribuidas en unas 40 familias y se encontraba bajo la protección del primer duque de Híjar, Don Juan Fernández de Híjar y Cabrera.

Alantansi abrió allí su taller hacia 1482 que estuvo activo hasta poco antes de la expulsión de los judíos de Sefarad. El último libro que con seguridad salir de sus prensas fue un Pentateuco con el Targum Onkelos y el perush ha Rashi en 1490. Pero al menos cinco ediciones salieron de sus prensas:

- Tur Orah  Hayim, de Jacob ben Asher (1485)

- Biblia Hebraica con las Cinco Megillot y las Haftarot (1486-1487)

- Neviim Aharonim (1486-1487)

- Tur Yoreh De’ah, de Jacob ben Asher (1487)

- Torá con Targum Onkelos y el comentario de Solomon ben Isaac (Rashi) (1490)


De esas cinco obras, quedan hoy cincuenta y ocho copias completas o fragmentarias diseminadas por tres de los cinco continentes en las principales bibiliotecas universitarias y colecciones privadas de ciudades como Madrid, Nueva York, New Heaven, Philadelphia, Connecticut, Puerto Rico, París, Milán, Roma, Oxford, Londres, Jerusalén o San Petersburgo.

Gracias a la importancia de los incunables que produjo, se ha investigado bastante la persona de Alantansi y se nos revela como un hombre interesante, un estudioso bien dotado y con un instinto natural para los negocios… y para la supervivencia. Una vida fascinante que merece ser contada. Ese es el propósito del proyecto de documental que aquí presentamos, dar a conocer a una figura clave de la cultura hebrea española, todavía desconocida para el gran público y a quien podemos reconocer por ser el primer impresor en usar una marca propia en un texto hebreo: el león rampante con una defensa en rojo que constituirá un emblema fundamental de nuestro documental.

Una de las ponencias que tenían lugar en el mencionado I Coloquio Internacional sobre Patrimonio judío la pronunció la Doctora Asunción Blasco Martínez, profesora de la Universidad de Zaragoza, quien me descubría la no menos impresionante historia de este impresor.

En 2002 Asunción Blasco publicó en Murcia un artículo fundamental sobre dicho personaje a partir de los datos que había registrado en el Archivo de la Corona de Aragón, en Barcelona, en los Protocolos del Archivo Notarial de Zaragoza y en el Archivo de la Audiencia (ahora están en el Archivo Histórico Provincial) de esa ciudad. Luego, en 2006, los responsables de la revista Rujiar decidieron incluirlo, con ligeras modificaciones, en el nº VII de esa publicación periódica. Desde entonces, quienes se han interesado por los orígenes de la imprenta hebrea (Shimon Iakerson y Addri K. Offenberg) han retomado el estudio de este impresor, aunque poco nuevo han podido aportar al respecto. Precisamente, este documental pretende, en la fase de investigación previa a la redacción del guión, contribuir a continuar esta tarea investigadora sobre la figura del personaje y de sus obras.

La imprenta de Alantansi tuvo muy corta vida porque se desmanteló antes de la expulsión, tras el fallecimiento en 1491 del primer Duque de Híjar, que quizás la protegió y la patrocinó, aunque no se tiene constancia de ello. Hay numerosas referencias a don Juan Fernández de Híjar y Cabrera, duque de Híjar, que hablan de su cultura y de la existencia de un taller en sus dominios para imprimir sus escritos. La relación de este taller con el de Alantansi, si la hubo, sigue siendo un enigma que las investigadoras que colaboran en este proyecto de documental siguen tratando de desentrañar, así como el itinerario que siguió el propio Alantansi cuando marchó de Híjar junto a sus colaboradores. Uno de ellos es el enigmático Alfonso Fernández de Córdoba, que había adquirido reconocido prestigio como impresor en Murcia y Valencia y que, de la mano de Salomón ben Maimón Zalmatí, llegó a Híjar para embarcarse en la empresa de Alantansi.

PROYECTO DE DOCUMENTAL


La primera fase, en la que actualmente nos encontramos, es la de recopilar toda la información necesaria para la confección de un guion cuyo objeto será la realización de un largometraje documental, que nos narrará la historia de este judío aragonés que fue expulsado de la península y con el muchas de sus obras. Además, la historia recorrerá muchas de estas que han sido objeto de estudio por muchos investigadores de todo el mundo. Estas obras se encuentran en distintas bibliotecas y Universidades localizadas en las ciudades anteriormente citadas. Entrevistas con estos expertos nos aproximarán a lo que estos textos nos muestran, así como también las anotaciones que podemos ver en cada uno de estos ejemplares, que nos aproximan a las vidas de sus propietarios, aportando así muchos más datos sobre su recorrido e historias.

Para la realización de este guion se contará con la colaboración de Lucía Conte, quien cuenta ya con varias publicaciones sobre estos textos y también con Asunción Blasco, quien también cuenta con varias publicaciones sobre este impresor. El documental acompañará a sus investigaciones en curso y servirá como plataforma de difusión de una historia fascinante que está recabando interés por todo el mundo.

Para la realización de este trabajo se contempla la realización de distintos viajes a los lugares donde se encuentran actualmente los libros incluyendo entrevistas con los expertos que los han estudiado.

La dirección de la producción de esta película correrá a cargo de Patricia Roda. La responsabilidad del guion y dirección del proyecto son mías.